Como líderes en la industria los utilitarios Club Car están preparados para encargarse de las tareas más duras con costos de operación sumamente reducidos. Están construidos en aluminio de calidad de aviación tanto el chasis como, el cuerpo lateral y la tolva. Esto le otorga superior resistencia y peso reducido. Disponibles en sus versiones con motor eléctrico o motor a gasolina, ambos con excelente capacidad de subir cuestas y remolcar carga extra. En su versión eléctrica tienen un alcance de hasta 120 km con una sola carga (un tripulante, sin carga y en superficie plana). Otra ventaja que poseen estos vehículos es la capacidad de programar la velocidad máxima y nivel de aceleración de acuerdo a las restricciones de cada planta en la que operen.